Galletas Decoradas con Fondant

  • Galletas Decoradas

  • Galletas Decoradas
    con Fondant

  • Galletas Decoradas
    con Chocolate

  • Galletas Decoradas
    de Navidad

  • Galletas Decoradas
    con Mazapán


  • "Galletas Decoradas con Fondant"

    Receta de Galletas Decoradas con Fondant





    Os enseñamos ahora como hacer unas estupendas galletas decoradas con fondant, una preparación con la que hacer unas galletas realmente llamativas y sorprendentes. No son las más sencillas de preparar pero el resultado merece la pena.

    Ingredientes:

    - Harina de repostería, 600 gramos
    - Mantequilla sin sal, 300 gramos
    - Dos cucharaditas de esencia vainilla
    - Azúcar, 200 gramos
    - Un huevo grande
    - Fondant de colores
    - Azúcar glas


    Preparación:

    Primero haremos las galletas, para lo que empezamos mezclando con unas varillas en un bol la mantequilla un poco derretida junto al azúcar, hasta que se forme una masa cremosa. Después añadiremos el huevo y la esencia de vainilla y volvemos a batir bien. Lo siguiente que hay que hacer es agregar la harina tamizada a esa mezcla, pero poco a poco, para que no se formen grumos. Dejamos esa masa resultante enfriar en el frigorífico unos 30 minutos.

    Después de ese tiempo, ponemos nuestro horno a 180ºC y sacamos la masa de la nevera. La vamos a estirar sobre una superficie plana y con un poco de harina, usando un rodillo de cocina para ayudarnos, hasta conseguir el grosor deseado para las galletas. Usamos unos moldes de galletas para cortarlas. Los hay de muchos tamaños y formas diferentes.

    Al acabar las vamos poniendo en una bandeja de horno, a la que colocamos papel de hornear en la base. Las horneamos unos 20 minutos cuando el horno esté a 180ºC, y al acabar las dejamos enfriar fuera del horno. Mientras se enfrían vamos a preparar el fondant. Puedes usar fondant de cualquier color de los que se encuentran en los supermercados y tiendas especializadas. Hay que estirar el fondant con un rodillo de cocina y dejarlo bien fino.



    Con el fondant ya estirado, procedemos a cortarlo con la forma de las galletas, usando los cortadores que usamos con las mismas, y vamos a coger los trozos con cuidado, con una espátula. Para pegar esos trozos de fondant sobre las galletas vamos a echarles un poco de agua en la base y colocamos por ese lado sobre la galleta, y dejamos que se sequen un par de horas al menos para poder comerlas. Nunca las guardes en la nevera porque el fondant se endurece. Adórnalas a tu gusto, usando varias capas de fondant o varios trozos de colores, tu imaginación y habilidad es el límite en este tipo de recetas.